El mundo que hemos construido es una máquina que no para, y no sólo en el sentido figurado de la palabra. ¿Os imagináis cómo serían los procesos altamente productivos sin las máquinas? Y para crear las máquinas, hace falta soldar piezas y, sobre todo, saber qué tipo...